¿Por Qué los Patinetes Eléctricos son Imprescindibles para los Viajeros?

La micromovilidad es el “futuro del transporte urbano”, escriben los analistas en un extenso informe de Deloitte, y los patinetes eléctricos sirven de ejemplo: “Las tasas de adopción han sido impresionantes durante su corta estancia en el mercado, superando lo visto por las aplicaciones populares de transporte privado durante sus primeros días”. La empresa de beneficios para viajeros Edenred también ve los patinetes eléctricos en primera línea del “futuro de los desplazamientos”. Incluso los escépticos más reticentes han entrado en razón. “Por desgracia”, escribe Robinson Meyer en The Atlantic, “los patinetes eléctricos son fantásticos”.

La mayor parte de los elogios y las predicciones de los últimos años proceden de los análisis de los servicios de uso compartido de patinetes, que “han irrumpido de ciudad en ciudad desde su lanzamiento comercial”, escribe Deloitte. Los patinetes compartidos han demostrado su valor para los viajeros que necesitan cerrar una brecha de tránsito. “El hecho de que la gente se haya aficionado a los patinetes con tanta facilidad”, escribe Umair Irfan en Vox, “demuestra la demanda latente que existe frente a una forma rápida y barata de desplazarse por las ciudades”. (Irfan también señala los numerosos problemas que supone el modelo del uso compartido—los parques urbanos y las aceras de la ciudad repletos de patinetes desechados incluídos).

La demanda no ha hecho más que aumentar desde las primeras oleadas de amor/odio a los patinetes, que no sólo ha sido motivado por el aumento de los precios de transporte y el incremento de la población urbana, sino también por la necesidad del distanciamiento social durante la pandemia. El modelo de negocio de uso compartido “drásticamente bajó la barrera de entrada para los usuarios de patinetes, permitiendo a los escépticos de los patinetes saciar su curiosidad de forma barata, convirtiendo a algunos en usuarios leales”. De los que se convierten en usuarios comprometidos, la mayoría acaba comprando su propio patinete. Para un verdadero converso como Meyer, ser dueño de un patinete fiable y de alto rendimiento, como el Unagi Model One, puede llegar a ser una necesidad:

Los patinetes eléctricos son un medio de transporte novedoso. Reúnen muchos de los mejores elementos de los viajes en coche, en bicicleta y a pie. Al igual que los coches, tienen un motor, por lo que puedes ir al trabajo sin acabar sudando. Tal como las bicicletas, realmente no hay congestión vial, por lo que puedes viajar más rápido que la mayoría de los coches. Y, al igual que los desplazamientos a pie, te permiten pasar el trayecto al aire libre.

Para la gente como yo—que trabaja en la oficina, que se desplaza dentro de la ciudad en la que vive—es la opción más rápida y menos sudorosa disponible.... Entonces, uno puede entender por qué los patinetes se consideran imprescindibles. Te puedes fiar de que un patinete recorrerá una milla en ocho minutos. Puedes ir de puerta a puerta y no tienes que buscar un sitio para aparcarlo. Conducir uno se siente como tener un superpoder.

Además de la lista de ventajas de Meyer, viajar en patinete ahora mismo podría ser una de las formas más seguras y ecológicas de desplazarse.

Mantenerse Seguro y Socialmente Distanciado

Los peligros de la transmisión del COVID han dado a los viajeros mucho más de lo que preocuparse de camino al trabajo. Aunque millones de personas siguen dependiendo del transporte público, el número de usuarios en las grandes ciudades ha disminuido drásticamente. Los estudios demuestran que los riesgos pueden ser menores de lo que los usuarios creen, pero la seguridad sigue dependiendo de que todo el mundo respete el distanciamiento social y las normas sobre las máscaras, algo que los viajeros realmente no pueden controlar en un vagón de metro o en un autobús. Los usuarios de patinetes, en cambio, fácilmente pueden mantenerse a dos metros de distancia de sus prójimos mientras se desplazan al trabajo, como han descubierto cada vez más usuarios noveles durante los primeros confinamientos.

Salir del Atasco

Los patinetes eléctricos no sólo ofrecen una de las mejores formas de distanciarse socialmente durante la pandemia, sino también una de las mejores maneras de evitar las molestias de tener que sentarse en el tráfico y conducir buscando aparcamiento. Por supuesto, no sólo los conductores tienen que enfrentarse a los atascos. Como ya sabrán todos los usuarios del metro, los accidentes, las obras, y otros retrasos inesperados pueden convertir un viaje corto en un verdadero calvario.


Se ha demostrado que los desplazamientos largos y sedentarios provocan un estrés crónico que contribuye a una serie de enfermedades, como las cardiopatías y la depresión. Además, nos hacen perder un tiempo que sería mucho mejor invertir en las personas y las actividades que nos gustan. Si bien los patinetes compartidos son un buen comienzo, ser propietario de uno es la única forma de garantizar que siempre tendrás un transporte disponible cuando lo necesites. Para los desplazamientos cortos y los viajes por la ciudad, un patinete eléctrico significa no tener que sufrir los atascos nunca. Sin duda, un “superpoder”.

Energéticamente Eficiente y Respetuoso con el Medio Ambiente

La preocupación por las emisiones de gases de efecto invernadero ha aumentado considerablemente la adopción de vehículos como las bicicletas y los patinetes eléctricos. Estas preocupaciones no sólo son válidas, sino que son esenciales para frenar el cambio climático y crear ciudades inteligentes y sostenibles, libres de atascos y contaminación.

Los expertos en transporte coinciden en que los patinetes eléctricos también son líderes en este aspecto, pero el modelo de uso compartido ha dejado una huella de carbono mucho mayor de lo que los viajeros podrían haber esperado debido a los residuos de los patinetes rotos y las emisiones de los vehículos que recogen, reparan y recargan los alquileres. Sin embargo, los usuarios que tienen sus propios patinetes eléctricos dejan una huella de carbono mucho menor en sus desplazamientos.

Versatilidad: Un Desplazamiento Híbrido

No todo el mundo vive a una distancia lo suficientemente corta del trabajo como para ir en patinete de puerta a puerta, y el transporte público sigue cumpliendo una función importante en las principales ciudades del mundo y seguirá haciéndolo en el futuro. Sin embargo, los patinetes eléctricos ligeros y plegables, como el Unagi Model One de alta calidad, ofrecen a los viajeros opciones que nunca antes habían tenido—en primer lugar, está la posibilidad de coger el transporte público. Como solución de “última milla”, los patinetes permiten a los usuarios acceder a las estaciones de metro que a pie estarían demasiado lejos y hacen que no sea necesario conducir.


Si bien es cierto que los patinetes no son adecuados para todo tipo de clima, pueden, a diferencia de la mayoría de las bicicletas, guardarse fácilmente bajo el asiento o en el maletero en caso de un chaparrón inesperado o una tormenta de nieve. Los patinetes eléctricos son el futuro de los desplazamientos, no porque vayan a sustituir a todas las demás formas de transporte, sino porque hacen posible nuevos tipos de conexiones, lo que permitirá que haya menos coches en la carretera y opciones de desplazamiento alternativas, más saludables y sostenibles que nunca.