¿Se Puede Conducir un Patinete Eléctrico Bajo la Lluvia?

“No” sería la respuesta estándar a la pregunta de si se debe conducir un patinete eléctrico bajo la lluvia. Pero, ¿se puede conducir un patinete eléctrico bajo la lluvia? Hay momentos en los que puede ser seguro hacerlo, dependiendo del tipo de lluvia y del tipo de patinete eléctrico. Todos sabemos que las condiciones rara vez son perfectamente ideales, y en algunos lugares simplemente llueve mucho más que en otros. Como norma general, deberías evitar conducir patinetes compartidos en la lluvia. Esas construcciones no suelen tener una alta calificación de resistencia al agua y no siempre están bien mantenidas.

Sin embargo, si tienes tu propio patinete, la decisión de si enfrentarte o no al mal tiempo debería depender de varias consideraciones importantes. Entre ellas se encuentran: 1) la construcción y la calidad de fabricación del patinete, y 2) la gravedad de las condiciones climáticas.

Por supuesto, los componentes electrónicos nunca deben ser expuestos directamente al agua. Pero no todos los patinetes eléctricos son iguales. Algunos están construidos con carcasas impermeables, otros tienen una alta resistencia al agua que protege sus partes de salpicaduras, y luego están los que no tienen ninguna protección y no deben ser conducidos en cualquier condición húmeda. A continuación, profundizaremos en algunas de las diferencias importantes entre estas categorías y discutiremos otras características que pueden hacer que un patinete eléctrico sea apto para la lluvia.


Explicación de las Clasificaciones IP

Lo primero que hay que tener en cuenta es la clasificación IP (“ingress protection”, también conocido como “grado de protección”) de un patinete, un estándar internacional utilizado para medir lo bien que un equipo puede resistir el polvo y la humedad sin dañar las partes internas. Los fabricantes de patinetes deben incluir estos números en sus especificaciones y en el propio patinete.

Las clasificaciones constan de dos números, como explica Voltage Rider: “El primero muestra lo resistente que es cuando se trata de objetos sólidos (polvo, cuerpos extraños...). El segundo muestra lo resistente que es el patinete eléctrico cuando se trata de agua (humedad, salpicaduras).”


PRIMER número:

4 - protección contra objetos sólidos de más de 1mm

5 - protección limitada contra el polvo

6 - totalmente protegido contra el polvo


SEGUNDO número

4 - protegido de las salpicaduras de agua desde cualquier dirección

5 - protegido de chorros de agua a baja presión desde cualquier dirección

6 - protegido de los chorros de agua a alta presión desde cualquier dirección

7 - protegido de inmersión en agua durante un corto periodo de tiempo

8 - puede soportar inmersión en agua durante un largo periodo de tiempo


Estos son los ejemplos más comunes que te puedes encontrar:

IP 66 - está totalmente protegido contra el polvo y los chorros de agua a alta presión desde cualquier dirección

IP65 - está totalmente protegido contra el polvo y los chorros de agua a baja presión desde cualquier dirección

IP 56 - protección limitada contra el polvo, protegido contra chorros de agua a alta presión desde cualquier dirección

IP 55 - protección limitada contra el polvo, protegido contra chorros de agua a baja presión desde cualquier dirección

IP 54 - protección limitada contra el polvo, protegido de las salpicaduras de agua desde cualquier dirección

Consejo Rápido: Si tu patinete tiene los números 3 o 2... puedes olvidarte de conducirlo incluso en condiciones de humedad.

Muchos patinetes eléctricos de alta calidad y resistentes al agua, como el Unagi Model One, tienen una clasificación IP54. Esto significa que pueden ser conducidos bajo una lluvia ligera y no se verán afectados negativamente por el charco ocasional que no sea muy profundo. Los patinetes que se venden como impermeables, como el Boosted Rev, pueden tener una clasificación tan alta como IP67, lo que significa que se pueden sumergir totalmente en el agua. Esta característica viene a coste de casi el doble del peso de un patinete eléctrico normal, junto a un precio significativamente mayor y una autonomía reducida.

Los patinetes como el Razor, muy barato de precio (pero que no indica su grado de protección IP), no deben conducirse bajo la lluvia en ninguna circunstancia. Aunque el riesgo de descarga eléctrica sea bajo, dado que los patinetes suelen tener plataformas y manillares de goma, la humedad puede hacer que el patinete quede permanentemente inoperable. Además, los patinetes que no disponen de las siguientes características que vamos a discutir ponen en riesgo la seguridad del conductor en la lluvia.


Otras Características a Tener en Cuenta

Los patinetes deben estar equipados con luces suficientemente brillantes como para ser vistos en caso de lluvia ligera. Deben tener plataformas antideslizantes y parachoques para evitar que las piernas y los pies del conductor se empapen (y resbalen). Un patinete eléctrico con neumáticos inflables puede funcionar mejor bajo la lluvia si se reduce ligeramente la presión de los neumáticos para aumentar la tracción (y si se vuelven a inflar una vez que haya pasado la lluvia). Las ruedas neumáticas corren un mayor riesgo de pinchazos, especialmente cuando objetos puntiagudos son más difíciles de detectar y evitar.

El sistema de frenado del patinete eléctrico quizás sea la consideración más importante. Las condiciones de lluvia pueden hacer que el manejo sea todo un reto, y uno debe estar preparado para hacer una parada de emergencia. El Unagi Model One es un excelente ejemplo de un patinete eléctrico con frenos diseñados para enfrentarse a condiciones adversas. Sus frenos electrónicos antibloqueo no se agarrotan si la carretera es resbaladiza, y un freno de pie añadido proporciona más potencia y garantiza que el conductor pueda detenerse con seguridad incluso si el patinete se apaga.

Evaluación de las condiciones

La mayoría de los patinetes eléctricos para adultos pueden circular a velocidades altas por las vías públicas, pero su diseño deja al conductor expuesto. Esto hace que la conducción cuidadosa y defensiva sea una práctica esencial cuando se conduce un patinete eléctrico. Se deberían evitar las condiciones severas que afecten la seguridad de la conducción y el manejo.

Si la visibilidad se ve afectada por tiempos de lluvia de tal manera que el conductor no logre ver los obstáculos a 400 pies en cualquier dirección, es mejor no conducir en la lluvia. En caso de que una tormenta empeore sin previo aviso, es aconsejable buscar un refugio y esperar a que se pase, incluso si el patinete es impermeable. No sólo se reduce la visibilidad del conductor, sino también la de los que le rodean.


La mayoría de los patinetes resistentes al agua pueden aguantar algún charco poco profundo, pero conducir en una inundación repentina o en agua estancada puede ser extremadamente peligroso y un patinete que no esté preparado para la inmersión también puede sufrir daños permanentes. Tampoco se debe utilizar nunca un patinete eléctrico bajo la lluvia helada, que puede afectar negativamente a la vida de la batería y del motor eléctrico y provocar paradas repentinas.


En general, los conductores deben usar el sentido común y pecar por exceso de precaución cuando se conduce en cualquier condición que no sea una lluvia muy ligera. Incluso los patinetes resistentes al agua están sujetos a la corrosión por exposición a la humedad. E incluso, los conductores con experiencia pueden calcular mal la distancia de frenado sobre el pavimento mojado. Cuando conduzcas con tiempo húmedo, asegúrate de que el vehículo cumpla con los estándares, que estés utilizando el casco, y da prioridad a tu seguridad y la de los demás. Si las cosas se ven mal, busca otro medio de transporte.